domingo

Avatar / El futuro pasado


Una expedición de conquista naufragó en el Caribe mexicano en 1511, y el capitán español Gonzalo Guerrero fue capturado por los mayas, cerca de Tulúm. Lo condujeron a Chetumal como esclavo y con el tiempo sus conocimientos de la guerra le ayudaron a ganarse un lugar entre los nativos hasta llegar a ser uno de ellos, y convertirse en uno de sus jefes militares (y como Sully, es yerno del cacique, e igual, cambió su ropa por un taparrabos y sus armas occidentales por la parafernalia indígena de guerra). Cuando llegó Cortés a las costas yucatecas en 1519, mandó buscar a Guerrero pero éste despreció ruegos y amenazas de los españoles y no regresó al redil. La codicia de los invasores, inevitablemente, los condujo al choque contra los mayas, y Gonzalo Guerrero decidió defender a su familia y su nueva nación dirigiendo los combates contra los que venían por el oro.
Jake Sully es un veterano de guerra que ha sido trasladado a un mundo habitado por un pueblo de aspecto felino, que usa arcos y flechas, y cultiva una religión muy semejante al ‘animismo’ africano. Pero Sully trabaja para una empresa que pretende extraer un metal muy valioso, y al verse en medio de la codicia­ y la justicia Sully toma su decisión: se pasa al ejército de resistencia de Pandora. El guión, como se ve no es nuevo, como tampoco el impulso de empresas que atraviesan el oceáno galáctico para buscar el oro.
Con el fragor surround de la batalla vienen a la mente las invasiones romanas a las Galias, las que condujo el César contra los bárbaros para el engrandecimiento de la metrópolis. Afortunadamente, el expectador moderno ya no celebra la guerra, y Cameron tuvo la decencia de mostrarla como un síntoma de la decadencia, y no como triunfo de la civilización.

 
directorio de blogs