viernes

Matrimonio desregulado


¿Ha notado usted que en las discusiones sobre el matrimonio, que se dan en la Cámara de Diputados no hay quien proponga desregular las uniones sentimentales, y que el gobierno no se meta entre las parejas? No hay quien proponga abolir el matrimonio y que a la vez se preserve el derecho y las garantías de los arrejuntados.

Pues por increíble que parezca eso lo propusieron los sombrerudos de Emiliano Zapata en 1915. A finales de ese año, las fuerzas de Miliano instalaron en Cuernavaca el "Consejo Ejecutivo de la República", para elaborar un proyecto de gobierno. Abordaron los temas agrarios, de trabajo, educación, administración y otros más, para redondear su idea de un Estado social con justicia y libertad.
Entre otras leyes emitieron las de la familia, que en resumen decían: "...la libertad humana no puede ser regulada por absurdas leyes que pretendan reglamentar los sentimientos naturales. El Estado debe reconocer y respetar la existencia de aquellas familias que se han formado y desarrollado de acuerdo con las inclinaciones naturales, humanas y sin intervención de las autoridades y de las leyes, considerándolas, por lo tanto, legítimas. En consecuencia declara que los esposos son libres para vivir unidos o separados, independientes entre sí. Que debe protegerse a la mujer de una manera especial para que, al emanciparla de la tiranía marital, pueda siempre contar con los recursos que le aseguren la subsistencia. Cesa la distinción entre los llamados hijos legítimos, naturales y espurios. Y para emancipar a los menores de la tiranía paterna, serán severamente castigados y privados de la patria potestad, los padres que en vez de darles protección y consejo, los golpeen, injurien, los impulsen a cometer actos reprobados por la moral, o se aprovechen del producto de sus trabajos..."

Desafortunadamente, los zapatistas llegaron tarde a la cita. Ese año, los constitucionalistas de Venustiano Carranza iban ganado la guerra, y al siguiente año, en 1916 impusieron sus leyes, también las del matrimonio, que son vigentes hasta la fecha. (Ni modo, ya será para la otra)
 
directorio de blogs